viernes, 8 de enero de 2010

TRABAJO CON CIRCULOS, SEMICIRCULOS, SERPENTINAS ETC...


En la pista, podemos trabajar con diferentes figuras para ir flexibilizando al caballo y ganándonos su obediencia y cooperación, son figuras repetitivas que en un principio no nos saldrán como deben, pero para eso está el trabajo, para ir corrigiendonos a nosotros y a nuestro caballo.

Hay variedad de figuras, entre las que destacamos los círculos, muy importantes para la flexibilización del cuello del caballo y de toda su columna vertebral, desde la nuca hasta la cola.


Aquí, muestro una figura que he hecho para ver un ejemplo de trabajo con círculos en las esquinas de la pista. Se supone que nosotros vamos por la pista a la mano que sea, ya que hay que hacer este trabajo a las dos manos, ya que como he dicho muchas veces los caballos son unilaterales, osea que lo que trabajamos a una mano lo tenemos que trabajar después también a la otra, porque no aprenden por defecto lo que hacemos a una mano, sino que lo tienen que aprender a las dos manos (espero haberme explicado bien), además como andan por diagonales hay que hacer con mayor motivo el trabajo a las dos manos, para trabajar las dos diagonales, la derecha y la izquierda.

En este caso concreto de mi figura de ejemplo, estamos trabajando a mano izquierda, con lo cual los circulos son a izquierdas. Según tratados de doma clásica los círculos deben ser entre 10 y 20 metros de diámetro y debe intentarse hacer perfectos, esto lógicamente es muy dificil, a no ser que trabajemos en una pista de doma clásica, donde las letras nos indican las distancias y los sitios concretos donde debemos iniciar los ejercicios, así que en una pista normal sin ningun tipo de señalización los circulos tienen que ser a ojo, y dependen de nuestra imaginación y buen criterio, ya que como todo debe imponerse la lógica, y debemos hacer un circulo lo suficientemente grande para que el caballo no se nos pare (esto si vamos al trote) o no pierda impulsión (esto si vamos al paso), también nos fijaremos en hacerlo lo mas parecido a un circulo posible, no hacer pepinos, al principio cuesta un poco imaginar un circulo lo suficientemente perfecto, y nos tiende a salir el pepino, sobre todo tambien porque aunque imaginemos el circulo no somos capaces de hacer que nuestro caballo vaya por nuestra linea imaginaria, esto solamente es cuestion de tiempo y trabajo, ya que con un poco de trabajo firme iremos logrando mejorar nuestro circulo.

Trabajar con círculos nos puede demostrar fácilmente si el caballo tiene algún entablamiento o rigidez del cuello o la columna y con el trabajo en circulo tenemos la posibilidad de corregir la rigidez e ir flexibilizando como ya he dicho al principio creo, así poco a poco irá ganando en flexibilidad de cuello y nuca y toda su columna en general, si el ejercicio está bien hecho, para ello, para realizarlo como es debido y que el caballo incurve, nos ayudaremos de nuestras piernas y manos, que constituyen las ayudas, si por ejemplo vamos en un circulo a izquierdas como era la ilustración de nuestro ejemplo, las ayudas serían las siguientes, pierna interior (la izquierda) a la altura de la cincha, es la que manda en este ejercicio, digamos al rededor de la cual incurvará el caballo y la que no dejará que el caballo achique el circulo, llevandolo todo el tiempo por el mismo diámetro de circulo; mano interior (la izquierda tambien claro), con la rienda un pelín mas corta que la exterior, es la que ayuda tambien a incurvar al caballo hacia la izquierda en este caso, si tiramos demasiado de la rienda interior haremos que el caballo incurve demasiado y que se venza al centro del circulo con lo cual lo mas seguro es que pierda impulsión y se nos pare; Para eso, tenemos que estar atentos a la correcta incurvación y por consiguiente tensión de la rienda izquierda. También tenemos como ayuda la pierna y mano exteriores (la derecha), tambien cuentan y mucho, ya que la pierna derecha se desplazará un poco más at´ras de la cincha como a medio caballo, tirando a la grupa para controlar el tren trasero del caballo, para que el caballo no nos desplace la grupa hacia fuera, su inclinación natural (le del caballo) es no incurvar, sino ir recto y si no utilizamos la pierna exterior es lo que hará, si, girará la cara hacia dentro, pero nos desplazará la grupa para fuera del circulo con lo que se nos quedará de nuevo bastante recto, con la pierna derecha retrasada evitamos que nos desplace la grupa. Ahora la rienda exterior, esta también es muy importante, ya que es la que contrarestará un poco el efecto de la rienda interior, ésta es un apoyo para no incurvar demasiado un ten con ten. Todo esto parece muy dificil y creedme que lo es, llegar a incurvar bien a un caballo no es nada fácil, asi que no quiero mentir y decir lo contrario porque no sería verdad, pero lo que si es verdad que todo se lelga a hacer y conseguir con trabajo y atención.

Este es un ejemplo de caballo bien incurvado, tal y como se aprecia en el dibujo, siguiendo el circulo con incurvación equilibrada de nuca a cola. Si tuvieramos que comparar esto con una figura geométrica sería algo así como esto



Y este es un ejemplo de caballo volcado en el círculo, aqui el caballo no está incurvando nada de nada, se vuelca hacia dentro, es como si fueramos montados en una moto y no en un caballo, como cuando das una curva en moto, la moto la tumbas (mi marido siempre ha tenido moto) y luego la levantas cuando acaba la curva, pues el caballo hace ese efecto, se esta volcando hacia dentro del círculo, y la figura geometrica correspondiente para esto seria:





Aqui tenemos ahora otro ejercicio muy básico también y muy útil, tanto para el caballo en su sensibilización como para nosotros en nuestro manejo de las ayudas y nuestro equilibrio, y es la media vuelta, al igual que antes haciamos circulos enteros, ahora haremos medios circulos, la utilización de las ayudas y el manejo de piernas y manos es lo mismo, solo que con medio circulo, todo igual, atentos a la incurvación y atentos al desplazamiento de grupa, solo que esta vez nos falta un trozo de circulo, es un poco mas dificil porque ademas tiene la particularidad de que cambiamos tambien de mano, si ibamos a mano izquierda, al realizar la media vuelta quedaremos a mano derecha y este cambio hay que realizarlo correctamente, sin que se nos vuelque el caballo hacia el centro y sin que nos coma terreno al semicirculo y se nos pare.

La media vuelta es exactamente igual que la figura que he realizado, venimos por la pista (se puede realizar en una esquina o en una recta) en linea recta y describimos un medio circulo hacia el interior que tiene que ser equilibrado (nada de pepinos), para a continuación volver oblicuamente a la pista, exactamente igual que el dibujo (ay espero explicarme, porque yo lo entiendo, pero no se si se me entiende....)


Esta otra ilustración, corresponde a la media vuelta inversa, toda la actuación de las ayudas es igual que anteriormente, con las piernas y manos correspondientes a la mano que vayamos claro está, sólo que en esta ocasión lo hacemos inversamente de ahí que se llame media vuelta inversa, tenemos un video de trabajo con estos ejercicios os acordáis?. El procedimiento es el siguiente, venimos por la pista y hacemos una linea recta oblicua hacia dentro, para a continuación hacer el semicirculo hacia dentro y volver a la pista al revés de como veníamos, creo que en el dibujo se aprecia bastante bien. Este ejercicio haciendolo al galope en trocado y reduciendo mucho el diametro del semicirculo seria el comienzo del entrenamiento de las medias piruetas, ejercicio de alta escuela de doma clásica.

Bueno pues hasta aquí, otro día más, alaaaaa tomad ladrillazo jajajajajaa, ahh.. una cosa que siempre me gusta destacar, es que todo esto es según mi experiencia y filosofía, que es como yo lo hago y lo aprendí y que siempre me dió resultado óptimo, pero no quiere decir que sea la biblia,ni que siente ninguna cátedra, ni que no haya otras maneras, ni nada de esto, es sólo mi experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada